Solicitada de OSSEG

El Águila y los Buitres

No hubo sorpresa. La reacción, lamentablemente, fue de manual y de acuerdo a la genética de los que vuelan bajo. Es que apenas trascendió la decisión de adelantar las elecciones en nuestro Sindicato para el próximo 26 de noviembre, los “profetas del verso y la nada” comenzaron con su habitual (repetida, aburrida y grotesca) catarata de descalificaciones, insultos y falacias.
De ninguna manera el detonante de sus clásicos y poco originales exabruptos se corresponde con dicho adelantamiento eleccionario. Es que con o sin adelantamiento, y la experiencia lo demuestra, la reacción y la ¿campaña? en tiempos electorales fue (y es y será) la misma, o sea, una tediosa monserga de lugares comunes sustentada en la impotencia repetida de algunos y en el “dolor de ya no ser” de otros.
Como las águilas, nosotros volamos alto mirando el horizonte en busca de nuevos sueños. Ellos son como los buitres, se alimentan de los sueños ajenos. Si tuvieran verdaderos sueños estarían felices y exultantes de tener la posibilidad cierta y cercana de poder cumplirlos, total la bandada aparenta ser numerosa, si nos guiamos solo por las páginas web, blogs y demás instrumentos comunicativos virtuales en los que muestran sus “interesantes propuestas”. Debería ser muy fácil para ellos, entonces, armar una, incluso varias listas opositoras, para derrotar en las urnas a esta conducción “agotada”, “vetusta”, “inoperante”, “traidora”…(ver más descalificaciones en las páginas web, blogs, etc., de nuestros ilustres opositores) El problema es que la mentira (buitres) tiene patas (alas) cortas…
Si fueran tantos como aparentan (venden) en sus páginas virtuales ¿por qué tanto enojo, insulto, desesperación y neurastenia incontrolable, si para acceder a la conducción del gremio y de la Obra Social solo tienen que presentarse en las elecciones y ganarlas? Más cuando es fácil deducir, siendo tantos, que ya deben estar abarrotados de avales y de candidatos para sus listas, de tal manera que no se entiende tanto dramatismo cuando, en todo caso, son los principales beneficiarios del adelantamiento de los comicios…(en lenguaje de barrio diríamos que son como “la gata flora”…)
La crítica artera no nos daña, al contrario, nos enaltece, porque por su propia naturaleza se realiza por la espalda, y eso significa que estamos adelante, siempre adelante, y alto, como el vuelo del águila. (El buitre vuela bajo, es carroñero…)
Pero que una crítica sea artera no significa que no sea estúpida, generalmente lo artero siempre va de la mano de lo estúpido…, porque hay que ser muy estúpido para descalificar a un dirigente con el absurdo mote de “inmobiliario”, por la sencilla razón de que durante esta gestión se compraron inmuebles que no solo aumentaron considerablemente los activos del Sindicato y la Obra Social, sino que se hizo con RECURSOS PROPIOS generados en una buena y eficiente administración y SIN CONTRAER DEUDAS FINANCIERAS DE NINGÚN TIPO. Muy distinto fue cuando “en otras épocas” compraron inmuebles, sin recursos genuinos, a través desubsidios que otrora entregaba el I.N.O.S., pero que después tuvo que devolver el Sindicato…
Las mentiras que pululan en esos intoxicados espacios cibernéticos son tan burdas que no es necesario desmentirlas. Pero sí hay que prestarle un poco más de atención a las falacias, ya que son “razonamientos”, pero razonamientos que parten de premisas erróneas y/o falsas (falacia) con el único objetivo de conducir al engaño para producir el mayor daño posible.
Entre un sinfín de falacias, las más reiteradas son las referidas a los jubilados y al 0,50% de aportes especiales sobre primas. Además de la injusticia, premeditada obviamente, de soslayar el contexto histórico de entonces (muy) condicionante al respecto: alta desocupación, inflación, baja de ingresos por todo concepto, etc., se omite descaradamente mencionar que a partir de 1995 y hasta el segundo semestre de 2007, dejamos de percibir ese 0,50% sobre las primas que representaba, nada menos, que el 30% del total de ingresos de la OSSEG. La suma de todos esos condicionantes produjeron una merma en las prestaciones, que afectó no sólo a los jubilados (que debieron ser reasignados al denominado “Plan Mayor”, de menores prestaciones), sino también a los trabajadores activos que, de acuerdo a su nivel de aportes, debieron agruparse en dos planes de distintas prestaciones: el Plan Integral Plus y el Plan Integral. El saneamiento económico, realizado por esta Conducción a partir de 2004, sumado a la recuperación del 0,50% del aporte sobre primas (después de una ardua contienda legal llevada a cabo por esta Gestión) produjo la equiparación total de trabajadores afiliados, activos y pasivos, en un solo plan con las más altas prestaciones de la historia de la OSSEG. Agreguemos que nuestros jubilados, además de las prestaciones médico/asistenciales, también son beneficiarios de planes especiales de turismo, paseos, visitas guiadas, salidas a teatros, diversos talleres para la tercera edad y actividades culturales y recreativas que se realizan en la nueva Sede, que es un lujo y un orgullo para todos los afiliados, de San Martín 665, CABA, que se adquirió en propiedad gracias al criterio “inmobiliario” de algún dirigente…
El águila mira hacia el futuro. El buitre está anclado en el pasado. También, incluso, ya es pasado este texto, porque como no nos fijan la agenda los mediocres, no volveremos a responder falacias, insultos, mentiras y descalificaciones, sería volar muy bajo y nuestro ámbito son las alturas y la conquista del horizonte. Es que estamos muy ocupados persiguiendo nuevos sueños; somos como las águilas, nos alimentamos de lo fresco, de lo que está vivo. Los buitres se alimentan de lo muerto, de la carroña, de lo putrefacto… De todas maneras nos causa mucha pena ver desde lo alto a exdirigentes, tan desorientados y resentidos, que fácilmente se convirtieron en funcionales a las ambiciones de los mediocres… Sí, verdaderamente da lástima ver cómo se transformaron en espantajos del pasado y que solo sirven para que se posen los buitres…
Con gusto continuaremos soportando los ataques arteros, porque se hacen por la espalda, no pueden hacerlo de otra forma, ya que nosotros estamos siempre adelante. Seguiremos volando alto como las águilas, siguiendo a nuestros sueños y conquistando horizontes.
OSSEG
Share on Google Plus

About Carlos Francisco Gutierre

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: