MES DE BALANCE Y REFLEXION

Carlos Gutierre
Comienza la cuenta regresiva del último mes del año y cuando la hora cero llegue inevitablemente unos reirán y otros llorarán, por lo que fue y por lo que viene, es dependiendo de cada quien, es un momento en el que la mayoría de nosotros nos sentimos buena gente y nos llenamos de optimismo por aprovechar al máximo el tiempo venidero.

En mi caso particular estas fechas serán algo oscuras, ya que es imposible para mi evitar recordar ciertos objetivos personales, siempre pensando en los demás, que a lo largo del año no pude conseguir, eso no significa que vaya a deprimirme, pero es sencillamente que no me hace bien saber que no logré las metas planteadas mientras pasaron esos minutos, esos días, esos meses, que en conjunto forman un año más de existencia en este mundo.

El afiliado del Seguro debe saber que la mayoría de los miembros del secretariado nacional de su sindicato no representan a nadie, tienen relaciones de dependencias truchas, inventadas. Jamás trabajaron en algunas de las empresas que hacen figurar  y encima reforman los estatutos para perpetuarse en el poder con la complicidad del gobierno kirchnerísta.

Tampoco puedo evitar el cambio que se aproxima en mi vida, por ciertas reglas que imponen los que mandan, los que te premian los servicios prestados y no te dicen que vos quedaste fuera del sistema, que ya no sirves para los tiempos estratégicos actuales y venideros.

Por esto último y por esos mensajes que me llegan de ustedes,   porque nos hablan de los talleres que nos ayuden a buscar la felicidad y desde mi punto de vista, eso de la felicidad es solo un estado mental pasajero, es frágil, por eso sencillamente no la busco, prefiero concentrarme en conseguir la ausencia del dolor. Dolor que impera en este bendito país y que es producido por todos nosotros hacia otros seres, y lo hacemos sencillamente sin percatarnos de ello. Hay quienes si saben lo que hacen, y es deplorable.

Si pensamos en el futuro tengamos un desprendimiento con todo aquel que necesite una mano amiga, sin importar si es un extraño, solo seamos humanos y solidarios, sin esperar nada a cambio. Con esto no quiero que piensen que me expongo ante ustedes como una persona perfecta, ya que no lo soy, y estoy seguro que jamás lo seré, pero cabe destacar que siempre es necesario intentar serlo, eso lo llamaría una evolución personal interna de cada uno, ya que al ayudar a otro, se siente dentro de sí como si es uno el que se ayuda a sí mismo.

Con respecto a la felicidad, seguro la tendrás cuando seas digno o digna de ella, no hace falta buscarla o que te la regalen, como dije anteriormente, y a esa, a la que me refería como frágil y momentánea es la producida por algún objeto material o meta cumplida, no digo que no la disfrutemos, sencillamente que según mi pensar, la felicidad es aquella que se alcanza cuando estamos tranquilos con nosotros mismos y no tenemos nada que ocultar, cuando somos sinceros, y gracias a esas cosas es que podemos decir a veces que tenemos paz interior, a esa es la felicidad a la que me refiero. ¿Qué mayor felicidad que estar en paz con uno mismo y con otros? creo que ninguna, aunque algunos no lo compartan ni lo practiquen.

Encendamos esa llama interna que sé que todos tenemos, ella nos dará el calor necesario para que seamos mejores personas, con nosotros mismos, y con quienes nos rodean, sepamos que todavía servimos. A mí me queda un tiempo que pasó, que se fue, y otro por venir, a este me encamino, sería bueno que lo transitemos juntos, no sé, Dios dirá, sin reproches ni rencores, si con mucho más optimismo. Pensemos en un futuro mancomunados levantando cimientos de solidaridad, que la distancia no sea un obstáculo  para construir sueños de grandeza para nuestros semejantes más necesitados. El país apunta a un cambio, unámonos a la esperanza.

Todos sabemos cómo está el mundo, están los que se distraen cuando personas deseosas de cambio aportan lo suyo solidariamente. Por este mundo existen las ONG, las organizaciones sociales, las fundaciones, los clubes; los asistentes sociales sin fines de lucro: en los hospitales, en las iglesias, en los comedores infantiles, en centro de capacidades diferentes, en las huertas de empleo, y en muchas reparticiones más, quizás tampoco esto lo vean o lo ignoren.

Aportemos nuestra solidaridad, entonces ese es mi mensaje, tal vez sea un mensaje de a punto de culminar otro año que no dice nada, o que no dice lo que la mayoría espera, lo hago por ser transparente y sincero al máximo, y también por todos ustedes mis compañeros que también ya están fuera de un sistema. Por último, quiero recibir mensajes de aquellos que tienen miedo o demasiado respeto por los que manejan la situación. A éstos pellízquenlos y si dicen hay…!!! Es que son de carne y hueso como nosotros, que también son parte de etapas de la vida. Sin odios ni rencores, por un año 2016 colmado de proyectos:  MUCHAS FELICIDADES.-


Share on Google Plus

About Carlos Francisco Gutierre

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: