¡Qué maravilla, Martínez!

 Sergio “Maravilla” Martínez se consagró campeón en una inolvidable pelea tras vencer al mexicano Julio César Chávez Jr. Fue en Las Vegas, pero la victoria del argentino explotó en miles de hogares porteños durante la primera hora del domingo a través de la televisión.

Es que Sergio Martínez hizo honor a su apodo y se trasformó en una auténtica maravilla sobre el ring, en doce rounds que quedarán para la historia grande del boxeo argentino, no sólo porque le dieron un nuevo título, sino también porque fueron una auténtica clase de pugilismo.

A la 0:15 hora argentina, “Maravilla” Martínez y el campeón –hasta ese entonces- de la categoría mediano, Julio César Chávez (mexicano, hijo y homónimo del legendario boxeador de los ´80) subieron al ring. La pelea venía precedida del típico show mediático que suele mostrarse para la ocasión, pero que pronto quedó en el olvido debido sobre todo a la calidad técnica, el desenfado y la guapeza de Martínez, quien desde el primer segundo buscó ser el protagonista de la velada.

A pesar de que su contrincante llegaba invicto al enfrentamiento, a medida que pasaban los rounds era más notoria la sensación de que, esta vez, el título mediano del Consejo Mundial de Boxeo iba cambiar de mano. Fueron once rounds en los que el dominio del argentino fue pleno salvo en el último, en el que Chávez logro tirar a la lona a su oponente tras una eficaz combinación de golpes.

Sin embargo, esto no bastó para que los jurados cambiasen una decisión que ya se había vuelto evidente: de manera unánime, los jueces fallaron con 117-110, 118-109 y 118-109 a favor de “Maravilla”. A partir de ahí, fue todo festejo sobre el cuadrilátero y en las instalaciones del estadio Thomas and Mack Center, donde miles de argentinos fueron a darle su aliento a este nuevo campeón. C1/AG
Share on Google Plus

About Carlos Francisco Gutierre

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: